El Blog de Quezalba

Implantes Dentales o Puentes: ¿Qué es mejor para mí?

Implantes Dentales o Puentes: ¿Qué es mejor para mí?

on 17 mayo, 2021 in Ortodoncia

Cuando nuestros pacientes se encuentran con la necesidad de reponer un diente perdido, muchos de ellos nos preguntan cuál es el tratamiento más adecuada para hacerlo, ¿implante o puente dental?  

Aunque en principio, tanto el implante como el puente dental tienen la misma función (sustituir la pieza dental que falta), ambas presentan una serie de ventajas y desventajas que te vamos a contar en este artículo. ¡Sigue leyendo! 

¿Qué son los puentes dentales? 

Un puente dental es una estructura compuesta por un conjunto de coronas y que sirve para simular la forma de varios dientes.  

Dicho puente se fija mediante un cemento dental sobre las piezas naturales que tiene la persona que lo lleva. 

Sin embargo, para realizar este procedimiento y poder fijar el puente, es necesario tallar los dientes adyacentes, ya que la corona se coloca encima de ellos. Por ello, es necesario reducir sustancialmente el tamaño de estos dientes, conocidos como pilares. 

¿Qué son los implantes dentales? 

Un implante dental es un pequeño tornillo de titanio que se inserta en el hueso mandibular del paciente. La principal diferencia respecto al puente dental es que esta segunda opción reemplaza también la raíz de la pieza, evitando que la pérdida del diente termine afectando al hueso.  

A diferencia de los puentes dentales, cuando colocamos un implante no debemos tallar los dientes adyacentes, ya que el implante se inserta en el orificio vacío sin necesidad de apoyarse en el resto de dientes.  

 

¿Por cuál me decanto: implante o puente dental? 

La elección siempre dependerá del caso de cada paciente, de sus necesidades y de los aspectos a los que otorgue importancia. No obstante, es cierto que el 98% de los tratamientos orales para rehabilitar las piezas dentales perdidas mediante la colocación de implantes tienen éxito.  

Un factor relevante a tener en cuenta en la decisión del paciente es saber qué método es el más duradero para reponer un diente. En este caso, la opción que ofrece el implante a largo plazo es el más estable, ya que no solo sustituye la parte visible del diente (corona), sino también su raíz.  

Por ello, el resultado del implante ofrece una versión más real y cercana al diente natural de la persona.  

Sin embargo, en el caso del puente dental es distinto, pues depende en gran parte de las piezas adyacentes, que son las que lo soportan.  

Tanto el implante como el puente dental tienen una funcionalidad estética y responden muy bien a las necesidades del paciente. Aunque es cierto que el implante proporciona un aspecto mucho más natural a la sonrisa. 

Por otro lado, como se comentó anteriormente en este artículo, para colocar un puente dental es necesario tallar las piezas adyacentes que están sanas, con los inconvenientes que esto conlleva: 

  • Se corre el riesgo de dañar las piezas dentales, por lo que conviene realizar una endodoncia o tratamiento de conducto en caso de que su volumen se reduzca mucho.  
  • Los dientes que sirven como pilares para el puente quedan tallados para siempre, por lo que deberán ir siempre cubiertos por una corona. 

Al contrario ocurre con los implantes, el resto de piezas dentales no resultan afectadas ni necesitan apoyarse en ellas. 

 

Clínicas Dental Quezalba 

Si estás pensando en realizarte uno de estos procedimientos, en nuestras Clínicas Quezalba contamos con tratamientos de cirugía estética dental. Además utilizamos la técnica de “carga inmediata” a la hora de realizar un implante dental. Con esto, el paciente acorta los tiempos de tratamiento gracias a una prótesis que permitirá restablecer la función masticatoria, estética y fonética de forma fija desde el primer momento.  

Si necesitas más información sobre esta técnica u otra, puedes pedir aquí tu cita. ¡Te esperamos!